6 de los técnicos más tiranos de la historia del fútbol

0
332

El mundo del fútbol podemos distinguir dos grandes tipos de técnicos. Uno más conciliador, cercano, que busca una buena relación con su grupo de jugadores en una situación de tú a tú. Y otro muy temperamental, que gusta de mostrar su fuerte carácter, no importa si es en público, y hacer ver a sus jugadores que quién tiene el mando es él.

Este último, es conocido como un técnico tirano que, como indica la definición del término, es una “persona que abusa de su superioridad, de su fuerza o de su poder en su relación con los demás”.

Aquí recopilamos 6 grandes técnicos que llevaron su poder mucho más allá, incluso fuera de los terrenos de juego.

1. Sir Alex Ferguson

 

Ya retirado, Alex Ferguson es considerado uno de los mejores técnicos de la historia en la Premier. Durante 27 años estuvo al mando del Manchester United en la que terminó siendo una de las etapas más gloriosas del club. Muchos aficionados aún le echan de menos.

Pero uno de los secretos del técnico escocés fue su mano dura en todos los aspectos del club. Los pocos que tuvieron el valor de cuestionar las decisiones de Ferguson terminaron saliendo de malas maneras y por las puerta de atrás del Manchester United. Roy Keane o Ruud Van Nistelrooy son algunos de los jugadores que sufrieron la tiranía del ‘caballero escocés’.

2. José Mourinho

 

Es de sobra conocido el fuerte carácter del técnico portugués en los banquillos. A Mourinho se le ha podido ver en pleno encuentro comerse al árbitro, lanzar y patear botellas, gritar fuera de sí a alguno de sus jugadores e, incluso, mete el dedo en el ojo a un miembro del cuerpo técnico del equipo rival.

La mano dura de Mourinho ha sido considerada siempre una las claves de sus éxitos en todos los equipos por los que ha pasado. Dice las cosas claras, a la cara y a su manera, es decir, sin guardar las formas en muchas ocasiones. Algo que, en más de una ocasión, ha deteriorado su relación con algunos futbolistas. ‘The Special One’ no se muerde la lengua y quién no está en su barco va fuera. El último en sufrir su naturaleza ‘tiránica’ ha sido Luke Shaw.

3. Louis Van Gaal

 

El técnico holandés es otro de los entrenadores con mano de hierro. Le gusta demostrar que quién manda es él y para ello es capaz de hacer cosas que muchos considerarían inapropiadas. No distingue ni entre sus compatriotas.

Que se lo digan a Van Bommel, que siendo un peso pesado en el Bayern de Múnich vio como fichaban a su sustituto y, para más inri, Van Gaal le retiraba la capitanía porque así él lo quería. Otro que sufrió su ‘tiranía’ fue Luca Toni, que siendo un ídolo en el equipo alemán sufrió un trato lamentable, incluyendo un literal tirón de orejas durante una cena.

4. Paolo Di Canio

 

Viendo su carácter como futbolista, como entrenador no iba a ser mejor. Que Di Canio iba a ser un técnico temperamental, rozando lo psicótico, era un secreto a voces para quién conociese su carrera, en la que dejo perlas como empujones a colegiados o saludos fascistas a los seguidores de la Lazio.

Como entrenador no iba a cambiar y se le ha podido ver peleando con un futbolista en el campo después de una derrota. Pero, sin duda, el mayor acto de tiranía ocurrió en el Sunderland, donde decidió fichar hasta 14 jugadores y vender a aquellos con los que no tenía confianza. Una reforma al completo que rara vez se ve en una plantilla.

5. Raymond Domenech

 

La tiranía de Domenech duró durante los seis años de reinado en los que estuvo al frente el combinado francés, donde sus métodos alcanzaron tintes cómicos. El exceso de autoridad que empleó rozó lo absurdo.

El mayor ejemplo lo encontramos en Robert Pires. Firme creyente de la astronomía, Domenech decidió dejar de contar en las convocatorias con el jugador francés, ¡porque era escorpio!. Un claro ejemplo de abuso de poder que imperó en la tiránica revolución que vivió la selección francesa durante su reinado.

6. Roy Keane

 

Keane ya era de esos jugadores temperamentales. Y pasar a los banquillos no iba a cambiar su forma de ser. El técnico mostró su mano dura en su paso por el Sunderland y el Ipswich Town.

Dicen las malas lenguas que muchos de los miembros de la plantilla del Sunderland celebraron su renuncia como técnico tras una mala racha en 2008. No solo fueron los jugadores los que sufrieron su tiranía, la prensa también conoció en profundidad su fuerte carácter.


 

 

 



Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here